Ascensores eléctricos


El funcionamiento de los ascensores electromecánicos se diferencia por ser eléctrico, con motor trifásico, sistema contrapesado, aconsejable para una altura de hasta 32 paradas, pudiendo desarrollar una velocidad máxima de 120 m/min, con una capacidad que va desde 200 a 1.500kg de carga. Se puede optar por equipos de 2 velocidades o de frecuencia variable (la cual posibilita una desaceleración imperceptible del ascensor)

La tracción se realiza por medio de grupos constituidos por motor eléctrico, máquina reductora y polea, de la que cuelga el cable de tracción, que es arrastrado, por fricción en el giro de la polea.
Existen dos disposiciones posibles:
  • Instalaciones con máquina en alto.
  • Instalaciones con máquina en bajo.
  • Instalaciones con máquina en lateral.

En la medida de lo posible es recomendable situar el cuarto de máquinas en el alto del hueco, ya que la solución de máquinas en bajo y en lateral supone por lo general, mayores costes de instalación y mantenimiento.

En todos los casos, el contrapeso puede estar situado, bien en el fondo de la cabina, bien en el lateral dependiendo de los tamaños de hueco, planta de cabina y situación de la sala de máquinas.